Absuelven a capitán de Ejército acusado de sedición por aconsejar a conscriptos a denunciar maltratos y cobros indebidos

Rafael Harvey estimuló a un grupo de soldados que luego desertaron del Servicio Militar a llevar los antecedentes ante la fiscalía castrense

La Corte Marcial decretó este martes la absolución del capitán de Ejército Rafael Harvey Valdés del cargo que lo sindicaba como autor del delito de sedición impropia en contra de la institución de las Fuerzas Armadas.

Los hechos por los que se acusó al uniformado se remiten al 18 de agosto de 2015 cuando Harvey, en su calidad de Comandante de la Tercera Batería de Combate del Regimiento de Artillería nº 1 “Tacna”, informó a los conscriptos a su mando que sería relevado de su cargo y  reemplazado por la teniente Macarena Cabrera Cantellano. Los soldados se quejaron entonces por “los molestos tratos sufridos y amenazas llevadas a cabo por algunos superiores del Regimiento”, así como por “los cobros excesivos e indebidos que debieron pagar”, según se consigna en el fallo del tribunal castrense. 

Junto con advertirles a los soldados de las consecuencias que les podría significar el desertar del Servicio Militar, el comandante les señaló que los hechos mencionados “podrían constituir delitos y podían denunciarlos ante la Fiscalía Militar competente”.

Cinco días después, 13 conscriptos -de un total aproximado de 40- dejaron el Servicio Militar de manera concertada, en razón justamente “de los malos tratos, amenazas, por el cambio de mando y el cobro que estimaron indebido y excesivo”, apunta la resolución.

Ni sedición ni motín

Rafael Harvey Valdés

En un fallo unánime, la Corte Marcial de segunda instancia revocó la sentencia a la que apeló el uniformado, tras establecer que no existen antecedentes para condenar al militar por instigación a la sedición o motín. “No se divisan conductas tendientes a provocar o causar desorden, indisciplina o incumplimiento de deberes militares, estimulando a los soldados a ejecutar determinados hechos, ni menos se advierte la preparación o trama para preparar con astucia algo, especialmente si es negativo, es decir, la instigación”, se sostiene en el fallo.

Por otra parte, el tribunal destacó además que los hechos imputados a Rafael Harvey no fueron materia de investigación sumaria administrativa -como ordena el Código de Justicia Militar y el Reglamento de Disciplina para las Fuerzas Armadas-, ni tampoco se dejó anotación negativa en su Hoja de Vida y Calificaciones.

Cabe recordar que Harvey es el mismo militar cuya ascendente carrera al interior del Ejército se vio torpedeada luego de que se atreviera a acusar formalmente conductas reprochables de oficiales de dicha institución castrense. Te invitamos a conocer esa historia ingresando aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *